Cola de caballo, cuándo y cómo tomarla - #TuFarmacéuticoInforma

Farmacéuticos · 704,128 views
Videoconsejo sanitario sobre el uso de la cola de caballo como planta medicinal. Videoconsejo impartido por la farmacéutica, Gema Pons, vocal de Plantas Medicinales del Colegio Oficial de Farmacéuticos Tarragona.

Vídeo elaborado por el Consejo General de Colegios Farmacéuticos, producido por Medicina TV y con la colaboración de Arkopharma.

La cola de caballo o equiseto —Equisetum Arvense— es una planta muy común en Europa que debe su nombre al aspecto en forma de hilos de su ramaje.

Es famosa tanto por su rica composición como por su antigüedad. De hecho, se la considera un “fósil viviente” y hay evidencias que apuntan a que el género de esta planta convivió con los dinosaurios.

Es el vegetal conocido más rico en silicio orgánico ya que puede contener—según el clima y el tipo de suelo— entre un 10 y un 60 % de este mineral.

El equiseto es rico en sustancias minerales entre las que destacan las sales de potasio y el silicio. También presenta trazas de alcaloides y pequeñas cantidades de ácidos poliénicos, ácido ascórbico, fitosteroles y flavonoides. Así mismo contiene una pequeña proporción de aceite esencial.

La Agencia Europea del Medicamento—la EMA— aprueba un uso tradicional de la cola de caballo como diurético en caso de afecciones urinarias leves.

Además, en uso tópico, está contemplado para el tratamiento de los edemas postraumáticos y la cicatrización de úlceras.

Tradicionalmente, la cola de caballo se ha utilizado en forma de tisanas para aumentar la diuresis, frecuentemente como coadyuvante en el tratamiento del sobrepeso; y por su contenido en silicio se ha empleado para contribuir a la remineralización y restitución de la masa ósea y cartilaginosa.

Accede a más videoconsejos #TuFarmacéuticoInforma:
https://www.youtube.com/playlist?list=PL3n4WGtlmfBigY0-Lx96gc9KWstm_6YRE